Entradas

ocho-maneras-vida-misericordiosa
,

Ocho maneras de llevar una vida misericordiosa

Probablemente en tu vida diaria practicas muchas de las Obras de Misericordia Corporales. Cuando participas en la recolección de ropa y comida para los necesitados, cuando visitas a los enfermos, cuando asistes a los velorios y funerales… También practicas las Obras de Misericordia Espirituales cuando compartes la fe, cuando dedicas tu tiempo a escuchas a alguien que está pasando por un mal momento, cuando eres capaz de perdonar a los que te hirieron, cuando rezas por los demás, vivos y difuntos… Pero… ¿qué pasaría se te decidieras a ser más misericordioso? Aquí tienes ocho maneras prácticas de llevar una vida más misericordiosa.